domingo, 16 de enero de 2011

Miedo




Cuando admitas el miedo,
rendirás la razón.
Solo entonces las lágrimas
serán de nuevo tuyas,
mas no volverá nunca
el tiempo de los pájaros.

Nada habrá en los estantes
que calme tu desdicha
y no hallarás cobijo
donde eludir
los sones del estruendo.

La oscuridad
desnuda de clemencia
usurpará los tronos,
inundará tus cuencas
derribará los ídolos.

Desde su fosa,
las fauces del infierno
devorarán los besos
que omitió la pereza.

Será tanto el dolor
que enmudecerán signos,
vomitarán estrellas
y hasta los cuervos
lucirán trajes blancos.
El fin justifica los miedos
ante la sed cobarde del presente
Hoy me ataré a la luz,
seré uno más
entre los desertores del silencio.

3 comentarios:

oasis dijo...

Sin miedo a hacer un luto blanco.
Precioso poema. Llega hondo en mí.
Bonito blog. Felicidades

sedemiuqse dijo...

Hola Paco Veo que Oasis sabe elegir bien los blog.
Un gran poema Paco.

Besos y amor
je

CARMEN dijo...

Qué duro,qué real y qué familiar y conocido...