jueves, 8 de enero de 2009




Sobre el páramo,
la moribunda luz
de las estrellas.

Se fue el viento
persiguiendo a las nubes
que robaron la Luna.


Una pátina blanca
de geometría perfecta
embadurnó los seres,
los campos y las cosas.

Todo ocurrió en silencio.

Sobre el páramo,
la moribunda luz
de las estrellas.

1 comentario:

sedemiuqse dijo...

Paco hola,
es lindo como escribes.
besos y amor
je