martes, 11 de noviembre de 2008



Poemas del tiempo en los principios


I

En ese instante mínimo,
cuando tú, sempiterna,
ni siquiera tú, existes

y manan de mis ojos
los humedales ocres,
refugio de cenizas,
que una vez fueron lágrimas,

fugaz , yo te imagino,
cordón umbilical,
puente colgante
entre un margen y el otro,
de nuestras circunstancias
opuestas por el vértice,
tumbadas en el tiempo.



II


Renuncio a la soberbia,
al presunto valor que me supones
y te muestro mi herida más profunda,
el deseo la infirió con alma blanca,

pero te niegas seca
a esas gotas minúsculas,
tozudas hacia el centro
oculto entre tus piernas

y los besos voraces
pisan charcos de lágrimas,
que insípidas resbalan,
amarillas, combadas por el tiempo



III



En circulares térmicas,
ascienden por los aires,
se engarzan, las palabras

y van tomando cuerpo,
concretándose en versos
esquivos a la métrica.

Bocanadas de humo,
opaco y cristalino,
contradicción remota
del tiempo en los principios.

2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Todo esta en ti, en mi, en el.
besos

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Tú tienes el don de engarzarlas en completa armonía. Te felicito.
Un saludo